Método combinatorio (lingüística)

El método combinatorio es usado para estudiar textos que se escriben en una lengua desconocida, y estudiar la propia lengua, donde la lengua desconocida no tiene parientes cercanos bien entendidos obvios o probados, y hay pocos textos bilingües que podrían haber sido por otra parte usados para ayudar a entender la lengua.

Este método confía principalmente en la información que está disponible en y sobre la lengua estudiada y se ha el más estupendamente bien usado para el estudio de la lengua etrusca, pero también ha sido usada para otras lenguas, por ejemplo por Yves Duhoux (1982) para Eteocretan. Por el método abogó primero Wilhelm Deeke en su refutación de 1875 de la tentativa de Wilhelm Corssen de demostrar una relación supuesta entre etrusco

y las lenguas indoeuropeas por el llamado método etimológico, un método basado en parecido percibido entre palabras en el texto en la lengua desconocida y existencia de palabras en lenguas conocidas.

El método combinatorio se desarrolló para sustituir el método etimológico porque éste se basa en un círculo vicioso en el cual la relación asumida supuestamente demuestra la interpretación del texto y viceversa, así siendo inadecuada para investigación científica o prueba. Mientras los especialistas dominantes en Etruscology han abandonado hace mucho el método etimológico a favor del trabajo lento, riguroso del método combinatorio, el

el método etimológico todavía es popular entre aficionados y excéntricos que desean demostrar una relación entre textos antiguos y su lengua favorita.

El método combinatorio consiste en tres etapas distintas o componentes:

Análisis arqueológico y anticuario

El análisis arqueológico y anticuario consiste en usar métodos arqueológicos y anticuarios de determinar la naturaleza del texto, como la naturaleza del objeto que lleva la inscripción, y las circunstancias y la posición de su descubrimiento. Un ejemplo de no hacer caso de esta etapa debería describir las Pastillas Pyrgi como la parte de un archivo del templo, como algunos comentaristas hicieron cuando las pastillas se encontraron en 1964, cuando completamente claramente las pastillas se habían clavado a una pared como un aviso. La parte de esta etapa también comprueba rigurosamente el epigraphic o los detalles palaeographic de la inscripción referida. La importancia de esta etapa del proceso no se debería subestimar. La reclamación de Vladimir Georgiev que etrusco se relaciona con Hittite estaba en gran parte basada en una palabra inexistente esmi que se había incorrectamente leído de una inscripción, mientras la reclamación de 2003 de Mario Alinei que la palabra iθal significa "la bebida" y que etrusco está así basado en húngaro es excluida por el hecho que iθal ocurre en una inscripción sola y no ocurre de nuevo en muchos cientos de buques del simposio etruscos inscritos conocidos que se podrían esperar contener la palabra "bebida" si sus equivalentes latinos son algo para ir por.

Análisis formal y estructural

El análisis formal y estructural consiste en palabras de demolición en sus morfemas componentes para formar una hipótesis de la estructura de la lengua, que debe ser consecuente con esto deducido de otras inscripciones interpretadas o en parte interpretadas, y con los rasgos que se podrían esperar en lenguas conocidas. El punto de esta etapa debe revelar las palabras de la raíz y sus papeles en el texto. Mientras el establecimiento del sentido de la palabra o morfema no es el objetivo clave en esta etapa, puede excluir sin embargo sentidos potenciales. Por ejemplo, la reclamación de Zacharie Mayani que θu etrusco significa "dos" es excluida por el hecho que θu es el único número etrusco que nunca se encuentra con un referente plural, y además no tiene un múltiplo sacado de 10 basados en ello, que señala a ello significando no "dos", pero "un".

Contenido y análisis del contexto

Una vez tanto la forma de la raíz de una palabra como una idea de su papel en el texto y en otra parte se establecen, un análisis de contenido y contexto se puede realizar para determinar la parte de la oración de la palabra, o si es la parte de un nombre, y de ser así, el sexo de la persona, y si un objeto o una acción, su naturaleza probable o área semántica general. Esta etapa también debe asegurar o que cualquier sentido más definido propuesto es consecuente con todos otros casos, pero también debe tener la posibilidad en cuenta de homónimos con sentidos diferentes y morfemas con más de un objetivo.

Es

importante notar que los sentidos y las interpretaciones establecidas por el método combinatorio no se pueden considerar como siendo tan seguro, por ejemplo, como los sentidos confirmados por un texto bilingüe o por un lustre antiguo confiable, por ejemplo, pero se deben considerar como siendo de la fiabilidad variable, y como toda la verdad científica, como modelos provisionales. Nuestro entendimiento de la lengua etrusca ha aumentado gradualmente durante los años, como el nuevo conocimiento de los propios textos etruscos, y de la investigación en otras disciplinas de

Etruscology. La investigación de Giulio Facchetti en el derecho privado (2000) etrusco tomado juntos con la publicación del texto de la pastilla de Cortona en 1999 es un ejemplo reciente de donde esto ha pasado. Pero hasta un texto bilingüe sustancial o libro de texto antiguo o diccionario de etrusco se encuentra, si alguna vez, el método combinatorio es todo Etruscologists tienen.



Buscar